viernes, 30 de septiembre de 2016

Los debates del Proyecto Eureka incluyen este año por primera vez el cine

El próximo viernes, día 7 de octubre de 2016, comienza la tercera edición de los debates del Proyecto Eureka, que coordina Luis Pisonero y tendrán lugar en la galería EspacioB, en la calle Buenavista, en el madrileño barrio de Lavapiés. En esta edición por primera vez se incluirá el cine, en cuatro sesiones que moderará un servidor. Los debates están abiertos a todo el mundo, aunque en esta ocasión, por primera vez, estamos intentando invitar a profesionales del tema en cuestión. En concreto, ya ha confirmado su asistencia a la primera de las sesiones el crítico Diego Salgado. Además, este año, por primera vez se servirá vermú y tapa a los asistentes que lo deseen. A cambio les solicitaremos una contribución recomendada de dos euros.

Los temas elegidos son los siguientes:

- Viernes 7 de octubre 20:00 horas: Los límites de la representación.
- Viernes 21 de octubre 20:00 horas: Cine de autor contra cine sin autor.
- Viernes 11 de noviembre 20:00 horas: Cine político contra arte por el arte.
- Viernes 2 de diciembre 20:00 horas: Los festivales: el gran carnaval.


Los moderadores de los restantes debates serán Lucía Bailón (fotografía), Javier Ignacio Alarcón (narrativa) y Jöel López (poesía).

Las sesiones del resto de los debates serán como siguen. En fotografía se tratará el viernes 7 de octubre "La mujer en fotografía: sujeto y objeto"; el 21 de octubre, "Instagram, la revolución del medio"; el 11 de noviembre "Edición y retoque de fotografía documental: cuestionar la norma", y el 2 de diciembre "Fotografía de moda: drogas, sexo y rock and roll". Todas las sesiones de fotografía serán a las 19:00 horas. En narrativa se tartará el viernes 14 "La intimidad descubierta: la búsqueda de Clarice Lispector"; el 28, "Intermedialidad y novela: el arte como transtextualidad"; el 11 de noviembre, "Posmodernidad y narrativa: la literatura como consciencia de sus límites",  y el 16 de diciembre, "Autobiografía y novela: ficción del yo, entre la vida y el arte". Todos los debates serán a las 19:00. Por último, los temas de los debates de poesía serán "Escribir poesía: intimidad y exhibición, un proceso creativo" el 14 de octubre; "Escuchar poesía, canción y poema: el caso Brassens" el 28; "Leer poesía: saber descifrar el espejo del reflejo" el 18 de noviembre y "Ser poesía: primero poesía, después revolución", el 2 de diciembre (todos ellos a las 20:00).

Más información en la web del proyecto.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

No sé por qué se arma tanto escándalo porque alguien le llame "Lobo" a su hijo

...Yo a mi hija la llamo "Zorra".

¡Mira que llamarle "calzone" a un tipo de pizza!

¿A qué sabrá lo de dentro?

Concurso de cine 50 (resuelto)

Aparte de haber ganado un Oscar cada uno,

¿Qué tienen en común Loretta Young, Cher y Billy Bob Thornton?


Enigma aportado, de nuevo, por el Jöel López Astorkiza, que aparte de contributor ha sido ganador de nada menos que dos de enigmas. En la foto, el organizador entregándole los correspondientes premios.

martes, 27 de septiembre de 2016

Canción mixteca

¡Qué lejos estoy del suelo donde he nacido!
Inmensa nostalgia invade mi pensamiento.
Al verme tan solo y triste cual hoja al viento
quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

Oh, tierra del sol, suspiro por verte,
ahora que lejos yo vivo sin luz, sin amor.
Al verme tan solo y triste cual hoja al viento
quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

José López Alavez compuso esta canción

En el último trago (canción de José Alfredo Jiménez)

Tómate esta botella conmigo
y en el último trago nos vamos.
Quiero ver a que sabe tu olvido
sin poner en mis ojos tus manos.

Esta noche no voy a rogarte.
Esta noche te vas de de veras.
¡Qué difícil tener que dejarte
sin que sienta que ya no me quieras!

Nada me han enseñado los años.
Siempre caigo en los mismos errores.
Otra vez a brindar con extraños
y a llorar por los mismos dolores.

Tómate esta botella conmigo
y en el ultimo trago me besas.
Esperamos que no haya testigos
por si acaso te diera vergüenza.

Si algún día sin querer tropezamos
no te agaches ni mi hables de frente.
Simplemente la mano nos damos
y después que murmure la gente.

Nada me han enseñado los años.
Siempre caigo en los mismos errores.
Otra vez a brindar con extraños
y a llorar por los mismos dolores.

Tómate esta botella conmigo
y en el ultimo trago nos vamos.

Crisis (canción de Dinarama)

Ventas, rentas, saldos, hipotecas.
Alquila, compra, vende, arrenda.
Oferta, demanda, valores en alza.
Suben y bajan acciones de banca.

Inflación, devaluación, explotación, deuda exterior.
Crisis

Crimen, robo, extorsión, rapto.
Atraco, violación, adulterio, herpes.
Trata, alterne, mafia, juego.
Vicio, droga, Sodoma, Gomorra.

Guerra, misiles, bombas, torpedos.
Crisis.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Procuro olvidarte (canción de Manuel Alejandro)

Procuro olvidarte
siguiendo la ruta de un pájaro herido.
Procuro alejarme
de aquellos lugares donde nos quisimos.
Me enredo en amores
sin ganas ni fuerzas por ver si te olvido
y llega la noche y de nuevo comprendo que te necesito.

Procuro olvidarte
haciendo en el día mil cosas distintas.
Procuro olvidarte
pisando y contando las hojas caídas.
Procuro cansarme,
llegar a la noche apenas sin vida
y al ver nuestra casa tan sola y callada no se lo que haría.

Lo que haría por que estuvieras tú,
por que siguieras tú conmigo.
Lo que haría por no sentirme así,
por no vivir así perdido.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Concurso de cine 48

¿Qué actor tienen en común Jean Vigo y François Truffaut?



(Enigma aportado por Jöel López).

martes, 13 de septiembre de 2016

Will More: el modelo ante el espejo

Se me hace difícil escribir sobre Joaquín Alonso Colmenares-Navascués García-Loygorri de los Ríos, alias Will More, que se ha convertido una especie de actor de culto del cine español por tan solo un único papel: el de Pedro P. en Arrebato (Iván Zulueta, 1980). Creo que esta dificultad mía se debe a la sombra que sobre él ejercen su hermana melliza, Carmen, y el fallecido Zulueta, que me hace difícil separar su figura de las de estas dos personas. No se sabe dónde empieza y dónde acaba Will y es que en el cine de Zulueta la personalidad del actor-modelo está desdibujada por la cámara-espejo del cineasta. En cuanto a su hermana, Carmen, con la que, aparte de nacimiento, comparte su primera boda (a cuatro bandas), alojamiento y penurias, le eclipsa porque no le deja opinar. Cuando están juntos, ella siempre contesta por él.

Conocí a Will en mi primer verano en Madrid. Yo estaba bastante aburrido. Las nuevas tecnologías tienen sus cosas malas, pero en este caso Santa Tecla se alió conmigo. Me salió en facebook la sugerencia automática de un evento del que no tenía ni idea. El festival Rizoma hacía una especie de homenaje a More y a Zulueta con la proyección de Arrebato, precedido de algunos cortometrajes del cineasta vasco en los que utilizaba al actor (¿o modelo?) como su propio reflejo ante el espejo de la cámara de super 8. El debate posterior a la proyección de los cortos, con un Will balbuceante, dejó claro que su cabeza probablemente hubiera vivido tiempos mejores.

 

Al salir, me hice una foto con él y conseguí su contacto.

Tengo que decir que Arrebato es una de mis películas favoritas, pero no por razón sino por corazón. Se trata de un film que en su momento me supuso un verdadero puñetazo en el cráneo, en el que tiene gran peso la figura de Pedro P./Will, el alter ego del cineasta. Me defraudó enterarme más tarde, a través de Augusto M. Torres, el productor ejecutivo de la cinta, de que su voz fue doblada... ¡¡¡POR EL PROPIO IVÁN!!!, lo que me indica que realmente estamos tratando con un modelo, más que con un actor. Aunque, por otro lado, ¿por qué defraudarse? Ahora cobra más interés la tesis del espejo de la que hablaba.

Ayudé a mi amigo Carlos Escolano a hacer un corto con Will sobre esta relación cineasta-modelo (Kunstkammer, 2014), que parte de material reciclado del documental sobre Zulueta Iván Z (2004), del venezolano Andrés Duque, además de metraje que Carlos había tomado en la ruinosa casa del cineasta en Donosti (actualmente, la casa ha sido remodelada hasta el punto de perder cualquier huella de lo que fue algún día y quiénes fueron sus anteriores ocupantes). En este sentido, Kunstkammer es el remake del remake. Para redondear la película, Carlos decidió grabar a Joaquín leyendo un texto del propio Duque. El rodaje, que duró tan solo un día, fue muy duro. More no era capaz no ya de decir el texto de memoria, sino siquiera de leerlo. Se confundía constantemente, se ponía nervioso... (lo que da aun más visos de realidad a la teoría de Augusto). Carlos, en el proceso de edición, escogió las pocas frases que pronunció con un mínimo de inteligibilidad y logró que la figura de Will quedase más o menos digna en el montaje final.

Invité a Will al cine fórum La Claqueta. Andrés Duque nos había puesto en contacto con Virginia Montenegro, viuda del pintor Vicente Ameztoy, que se ocupa del legado de Zulueta. Ella nos conminó:

- ¿Pero cómo van a ir hasta el lugar del homenaje? ¿Te has dado cuenta de cómo está Will?
- Se lo he dicho a Carmen y ha apuntado dirección, fecha y hora.
- ¿Pero no ves que ella está peor?


Su llegada al local, acompañado por Carlos (que lo atiende como un enfermero personal) fue todo un poema. Cuando empezó el debate -me acuerdo perfectamente- Carmen hizo a Will imitar a Francisco Franco y luego éste se puso a insultar a Almodóvar y hacer toda una serie de otras inconveniencias. Era patético y yo quería acabar con ese suplicio, pero Carlos, que lo estaba grabando todo, quería alargar la charla un poco más. El público iba poco a poco abandonando el local y al final quedamos tan solo cuatro o cinco personas. Para colmo, tuve que pagar parte de la cuenta de taxis y cena de Will, Carmen, Virginia y unos cuantos acoplados, ya que a Carlos se le acabó el dinero. ¡Menos mal que al menos Virginia quedó contenta!

Al cabo de casi un año, la familia More al completo (con su otra hermana, Alicia) volvió a La Claqueta, que había pasado del pequeño Atomic Bar en Malasaña a la mucho más espaciosa Tabacalera de Lavapiés, para el estreno en Madrid de Kunstkammer. Tras la proyección del corto, Carlos le hizo una jugarreta a Will: sin avisarle previamente, puso un fragmento del Cómo se hizo (tuvo la previsión de documentar con otra cámara todo el proceso de rodaje), en el que se mostraba a Joaquín y a un servidor charlando en un descanso de la filmación. A Will no le gustó nada la cándida imagen que mostraba al no saberse grabado. Carlos le pidió perdón y no llegó la sangre al río.

En realidad yo no les había invitado (después de la primera experiencia), lo hizo Carlos, así que tenía miedo de que estuvieran enojados conmigo. Todo lo contrario: al terminar el evento los tres hermanos con sonrisas en sus caras me dieron grandes abrazos.


Guardo en mi mente muy buenos momento con los More, como la Nochevieja de 2013, que pasé con ellos y Carlos y una botella de cava. También recuerdo que una vez me los encontré por casualidad cerca de la plaza del 2 de Mayo (justo después de dejar a Carlos y su familia en Atocha para tomar el tren) y echamos una agradable parrafada.

Posteriormente me han pasado otras dos cosas relacionadas con los Alonso-Colmenares y el cine. Una es que fui a ver al cine la película documental Antonio Vega. Tu voz entre otras mil, un film hagiográfico en el que todos los entrevistados hablaban maravillas del homenajeado. Todos menos nuestra pareja de mellizos, que despotricaban contra el cantante con una serie de exabruptos en mi opinión muy graciosos. Lo más curioso del caso es que en la sala nadie se reía, solo yo, tal vez porque era el único que los conocía en persona. Algo parecido me sucedió al ver Berlin Blues, de Ricardo Franco, otra de las pocas películas que hizo Will en su momento más álgido, en la que no sabía que había trabajado y su aparición en la pantalla me cogió indefenso. Al verlo tan guapo y jovencito, la verdad es que sentí una sensación entre ternura y pena por el paso del tiempo.

Por motivos que no vienen al caso, mi relación con los More se fue entibiando y la verdad es que las últimas veces que Carlos los ha ido a visitar, no le he acompañado. Así que, pese a haber conseguido mi sueño de conocer en persona a uno de mis ídolos y tener bastante trato con él, a fin de cuentas veo que no lo he conocido en verdad y tal vez nunca lo llegue a hacer.

Fotos de Javier Suárez

Concurso de cine 47 (resuelto)

¿Qué tienen en común Henry Fonda, José Bódalo y William Petersen?




(Enigma aportado por Jöel López)

lunes, 12 de septiembre de 2016

Recuerdo: ¿Qué? ¿Nos hacemos unas pajillas?

Para contar esta historia tengo que empezar por explicar quién era un compañero de clase de la universidad: el Travol. Lo de Travol era por John Travolta y se lo puso David porque decía que iba de chulito. A mí, más que chulito, me parecía un poco corto, aparte de ser muy pero muy de pueblo. Sus comentarios en clase, tanto en alto como en petit comité, dejaban claro que al chico le faltaba un hervor. La cosa es que él se sentaba en la misma parte de la clase que nosotros y salía con nosotros, pero todo el mundo pensaba que era amigo del otro y nadie se atrevía a criticarlo porque pensaban que era amigo de algún otro del grupo. La liebre saltó cuando uno se atrevió a decir:

- Oye, no te ofendas, pero tu amigo es un poco raro.
- Si no es mi amigo, yo pensaba que era amigo de Dani.
- Pues yo pensaba que era amigo de Pablo - dice Dani.

...y así sucesivamente.

Total, que en realidad no era amigo de nadie, así que (las cosas como son, he de decir la verdad) lo fuimos dejando un poco de lado, para su esperado cabreo.

La cuestión es que el último día de clase de primero de carrera decidimos irnos de cañas a la salida del último examen y pensamos que, por los viejos tiempos, debíamos invitarlo. Así se hizo. Fuimos a la zona de Van Dyck, una zona de tapas y cañas muy chula de Salamanca.

Miguel, de Valladolid, se empeñó en que teníamos que beber la cerveza y comer la tapa muy rápido. No sé si será una costumbre castellana. Lo cierto es que al cabo de un rato teníamos todos una mierda que no veíamos, así que decidimos relajarnos un poco tomando un café en una cafetería. Al cabo de un rato surgió la conversación que era de esperar. Estábamos un grupo de unos ocho o diez chicos y chicas y empezamos a hablar de nuestras primeras experiencias sexuales, de cómo descubrimos la masturbación, etcétera, etcétera. El caso es que el Travol nos suelta:

- Sí, como cuando teníamos unos catorce o quince años y nos poníamos todos en corro y cada uno se la cascaba al de al lado.

Y nos quedamos todos callados. Al cabo de un rato responde uno todo cortado en plan:

- Ejem, yo y mis amigos no hacíamos eso.
- Nosotros tampoco...
- Nosotros tampoco...

Y Travol se encogió de hombros y le entró una risilla floja.

Concurso de cine 46: Carmen Miranda (resuelto)

Una facilita:

¿Dónde nació la cantante y actriz de musicales hollywoodienses Carmen Miranda, la famosa "Chica Chica Boom"?

a) Estados Unidos.
b) Brasil.
c) España.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Concurso de cine 45: estrellas

Tras el paréntesis veraniego, regreso a mi actividad regular con fuerzas redobladas. ¿Y qué mejor manera para reabrir este blog que poner uno de mis afamados concursos de cine?

La pregunta es la siguiente:

¿Cuáles fueron las dos primeras estrellas de la historia del cine  o, dicho de otro modo, las primeras actrices (no famosas por otros medios como teatro, radio, etc.) que vieron su nombre impreso en un cartel de cine?

Las respuestas, por favor, en los comentarios. El primero en dar con la contestación correcta recibirá ¡un fantástico libro!

Os recuerdo que quedan muchos enigmas sin contestar. Si pulsáis en la etiqueta "Concurso" en la columna de la derecha, son los que no ponen "resuelto": ¡hay muchos! Es decir, que tenéis muchas posibilidades de ganar. Precisamente, os dejo con una foto de Ana Rodríguez, de Lugo, ganadora de varios premios. Ana, a la izquierda, aparece retratada en la instantánea recibiendo los premios, junto a su hermana Pura.

martes, 6 de septiembre de 2016

No (poema de J.M. Fonollosa)

No a la transmigración en otra especie.
No a post vida, ni en el cielo ni el infierno.
No a que me absorba cualquier divinidad.

No a un más allá, ni aun siendo el paraíso
reservado a los islamitas, con beldades
que un libro garantiza siempre vírgenes.

Porque esos son los juegos para ingenuos
en que mi agnosticismo nunca apuesta.
Mi envite es al no ser. A lo seguro.

Rechaza otro existir, tras consumida
mi ración de este guiso indigerible.
Otra vez, no. Una vez ya es demasiado.

José María Fonollosa

Puedo empezar (poema de J.M. Fonollosa)

Tengo ya preparadas las respuestas
para las entrevistas periodísticas
que me hagan en la prensa, radio y tele.

Querrán saber qué opino y cómo soy,
me mostraré ingenioso
y espontáneo.

Tengo ya preparadas unas listas
de personalidades muy importantes
e incluso redactados ya los textos,
muy agudos,
de las dedicatorias.

Tengo ya preparadas las metáforas
que servirán como brillante ejemplo
o síntesis que aclare lo que exponga.
Saldrán como galaxias de las páginas.

Y tengo preparada mi postura,
al sentarme o de pie,
tono de voz,
expresión de los ojos y la boca.

Todo está preparado,
todo a punto,
puedo empezar pues
a escribir mi libro.

¡Si traen dinero, son inversores, acogedlos!

¡Si no lo traen, son invasores, expulsadlos" (El Roto).