martes, 23 de mayo de 2017

Imagineindia llega a su decimosexta edición

La decimosexta edición del festival internacional de cine Imagineindia de Madrid arrancó el pasado miércoles 17 de mayo en el local de Travel Brand Xperience. El certamen nació para promocionar el cine indio en España pero actualmente se ha diversificado y muestra películas de todo el mundo, con especial atención al Lejano Oriente, Asia y Oceanía

El festival propiamente dicho terminará el 31 de mayo, aunque, por la gran cantidad de filmes seleccionados, también habrá proyecciones en abril y junio. En este último mes, entre otras sedes, se podrán ver películas por primera vez en La Tabacalera, en lo que será primera colaboración entre el festival y el cine fórum La Claqueta.


En esta edición participan 94 filmes de 21 países repartidos en nueve secciones y en ocho sedes: Filmoteca Española, Cineteca, Casa Asia, La Casa Encendida, The Travel Brand Xperience, Función Lenguaje, C.C. Lavapiés y La Tabacalera. La selección se hizo entre un total de más de 2.800 films inscritos.

El festival comenzó en abril con un ciclo de películas del director Shyam Benegal sobre las mujeres de la India. Se trata del director vivo más importante de la India y algunas de sus películas se repondrán en mayo. También se homenajeará a otro importante director indio, Adoor Gopalakrishnan, que tendrá su ciclo en la Filmoteca Española.

Foto de familia tras la presentación del festival

La televisión nacional de la India en colaboración con PSBT participa con tres filmes, del mismo modo que lo hacen institutos nacionales de cine (FTII, SRFTI) o universidades nacionales (TISS).

Imagineindia siempre se ha caracterizado por su mirada social, promocionando el laicismo, el pluralismo, la democracia, la igualdad de oportunidades, los derechos humanos, los derechos de las mujeres… e intentando crear sensibilidad social.

El festival, patrocinado por la Embajada de la India, concluirá el 31 de mayo a las siete y media de la tarde con la entrega de premios en el cine Doré de la Filmoteca Española y la presencia de numerosas personalidades del cine español. A continuación se proyectará la película india Kathapurushan, de A. Gopalakrishnan.

Posteriormente, el festival hará un recorrido por diferentes ciudades del estado.

domingo, 21 de mayo de 2017

El arte os hará libres

Los artistas os harán tomar conciencia de vuestra situación de explotación... eso sí, a la vez que ellos se forran convenientemente.

Un acto de canibalismo

La doctrina dice que la sangre de Cristo se transubstancia en vino y su carne, en la hostia. No es una metáfora. Es la cosa en sí (o sea, que comulgar es un acto de canibalismo). Me gustaría que un científico lo analizara, a ver si es verdad. Por eso, supuestamente no podías masticar la hostia, te la tenías que tragar, como si a Cristo no lo pudieras dañar con los dientes pero sí con los jugos gástricos.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Entrevista a Juampa Yusta: "La maqueta la grabaron a traición"

Quizás no conozcas al creador del porno rock en castellano, pero si tus hermanos mayores se criaron en los 90, es probable que de pequeño les oyeras cantar "La paja en la farola". Entrevistamos al creador del género, Juampa Yusta.

Texto de Javier Suárez y Jesús de la Vega / Fotos de Javier Suárez


Contactamos con él por LinkedIn y quedamos en visitarlo en su pueblo, Cuéllar (Segovia). Nos recibe en la casa de su madre, nada menos que debajo de la muralla de un castillo. Nos ofrece un vino mañanero que aceptamos gustosamente. Se mueve nervioso de un lado a otro de la casa. Mientras nos ofrece todo tipo de aperitivos nos responde agradable a nuestras preguntas, nos muestra estar muy complacido de que estemos ahí con él.

Sus inicios: "De pequeño, cuando no podía dormir por las noches, me ponía a inventar frases guarras... Empecé a hacer guerras de rimas con otros del pueblo que duraban noches enteras. Lo que siempre me ha funcionado es tratar el sexo de manera chistosa y divertida, nunca he hablado de política ni nada así. He pasado de eso y lo único que intentaba era decir burradas para que la gente se descojonara".

 

Empezó a tocar canciones semimprovisadas en bares de pueblo, sin más ánimo que el de "partirse la polla y disfrutar esos buenos momentos". No tenía intenciones de darse a conocer como porno-autor, había estudiado en el conservatorio y tocaba especialmente bien flamenco. De hecho, mientras el fotógrafo juega con sus gatos, nos pone en su salón una versión interpretada por él de “Entre dos aguas”.

Sus canciones se extendieron sin él saberlo. Nos cuenta que lo que pensábamos que era su primera maqueta, en realidad la grabaron a traición: "Yo no sabía nada. Un día un amigo mío, que era el que se ocupaba del sonido en mis conciertos, me dice en el coche: '¡Así suenas, Juan!'". Lo había grabado y las cintas se multiplicaron pronto por toda España. Una traición que en realidad fue un gran favor.


Le empezaron a llamar de muchos sitios, por lo que, con unos amigos del pueblo, montó Juampa y la Raja. Para su debut discográfico les contrató una grande y su producción le fue encargada a uno de los más importantes productores discográficos del país. Tras acudir a numerosas sesiones en Madrid, al final se dieron cuenta de que lo mejor era hacerlo en Cuéllar y en acústico, en un concierto de verdad, tratando de captar la atmósfera de sus recitales. El disco era fácil encontrarla en mercadillos y gasolineras y fue todo un éxito. Los llamaron a conciertos y festivales por toda España, incluso a la televisión.

 

Pero el propio Juampa nos confiesa: "Siempre fui muy nervioso y el éxito no me sentó bien, tenía ataques de ansiedad... Pero lo peor fue que me diagnosticaron distonía focal, por lo que mis manos no respondían, lo cual me destrozó porque no podría continuar mi carrera en la guitarra, ya no podía tocar a Bach o el concierto de Aranjuez".

En un momento de la charla, siempre con parones para ofrecernos cerveza o vinos, se anima y nos dedica una improvisación sobre nosotros, ¡que nos llena de orgullo! Juan, que, a día de hoy y disgustado con el trato con la SGAE, decide regalar toda su música, sale al chino a comprarnos un pendrive y ¡grabarnos toda su discografía!


Mientras se graban las canciones, escuchamos alguna en youtube y leemos algún comentario criticando sus letras guarras y machistas: "sí, puedes considerar mis letras de mal gusto, pero me parece peor ver en Telecinco cómo se insultan, yo lo hago por la gracia, si alguien se ofende, le pido perdon, pero hay que distinguir entre lo que tiene malicia y lo que no". Al hilo de esto nos cuenta lo siguiente: "una vez venía de ensayar con un amigo y había una despedida de soltera de cincuentonas. Me vieron pasar y me persiguieron por todo el pueblo para que les diera un concierto, menos mal que corrí más que ellas".


Decidimos salir de la casa, mientras nos relata anécdotas que le sucedieron durante sus conciertos en pueblos dignas del creador de la porno canción. "Una vez en un pueblo tuve que salir corriendo porque una señora de unos 60 años me pidió que le firmara un autógrafo en las tetas... Lo que pasó es que llegó el marido".

En el trayecto al casco viejo para tomar algo, los vecinos le pitan desde el coche, lo paran para saludarle... El cariño que él da a todos es enternecedor. Durante este trayecto nos encontramos algún miembro de sus grupos. Llegamos al bar y el dueño también había tocado con él...

Seguimos hablando de su carrera: "El éxito es para otra gente. Sería hacer un temazo como "Soldadito marinero" (Fito y Fitipaldis). Yo no me he vendido nunca como el gran compositor, lo mío es para reírte un rato".


Se entristece cuando nos cuenta que en el momento en que el éxito crecía, tuvo que parar de dar conciertos, porque crecían su ansiedad y sus problemas con las manos, pero ¿no habría algo de miedo escénico detrás de esa retirada?

lunes, 15 de mayo de 2017

Esto es un homenaje bidireccional a Os da Ría

Cuando trabajaba en la sección de Local del diario El Progreso de Lugo, uno de nuestros cometidos era encontrar un reportaje con gancho para la última pagina del periódico. Una amiga, Maria Yáñez, me dijo que unos amigos suyos de la facultad de Santiago habían hecho un cortometraje en plan de coña y lo habían presentado a uno de los festivales de cine experimental más importantes de Nueva York y ¡¡¡los habían admitido!!! Se trataba de los posteriormente famosetes (en el ambito gallego) humoristas Tomás Lijó y Carlos Meixide, Os da Ría.

Por fortuna, iban a estar en un par de días en Lugo para presentar el corto en un festival universitario y en el diario no dudamos un segundo en hacerles una entrevista para la última. Yo fui el encargado, y decidí mantener el tono del corto, es decir, hacerla en plan de coña marinera.

El corto, grabado en su integridad en la Costa de la Muerte gallega y en el que la madre de Meixide se había ocupado del catering de todo el equipo, era un despropósito. En la entrevista me dijeron que probablemente les eligieron solamente por un plano en el que salía la típica paisaniña gallega con pañuelo negro recorriendo una calle, primero marcha adelante y luego marcha atrás, con un subtítulo que ponía "Esto es un homenaje bidireccional a Andy Warhol". La foto para la última se les tomó delante de la máquina tragaperras del bar en el que tuvo lugar el estreno lucense de la magna obra. Siguiendo la línea de cachondeo que imperó en el encuentro, se me ocurró titular el reportaje: "Y sonó la flauta...", utilizando la moraleja de la fábula de Iriarte para indicar que habían sido seleccionados para el prestigioso certamen fílmico de pura chiripa.

Hasta ahí la historia del momento. Pero eso no fue todo, porque semanas más tarde, María me contó que Os da Ría, supuestamente tan humorosos ellos, no habían quedado en absoluto satisfechos con su entrevista ni con la publicidad que eso les había reportado. Supongo que, en el fondo, tenían su ego de artistillas, esperaban un reportaje elogioso, rendido a sus pies y encontrarse con la horma de sus zapatos no les hizo ninguna gracia.

A Daghlian y Slotin les estuvo bien

Consejo para artistas de arte contemporáneo

¡Artista contemporáneo! Independientemente de la disciplina a la que te dediques, si quieres que te dediquen una expo en un museo chuli enrollao, haz también audiovisuales (rueda cualquier chorrada, no importa lo que sea), para que los del museo puedan dejar una salita en la que proyectar tu peliculilla en bucle. Ahora se lleva mucho porque da mucho empaque y viste mucho cualquier expo, sea del tipo que sea.

Al fin he descubierto para qué son las salas de los museos de arte contemporáneo en las que ponen pelis en bucle

Pa área de descanso y pa mirar el móvil.

sábado, 13 de mayo de 2017

Hago los 7 así

De pequeño, cuando aprendía caligrafía, las profes me enseñaron a hacer el número siete "con raya en medio". Así:


Cuando me fui a vivir a Estados Unidos descubrí que nadie entendía qué quería decir ese garabato. Me puse a fijarme en textos y me di cuenta de que en ningún sitio se escribe así, en ningún libro ni periódico. Los ordenadores no traen ese símbolo, con la rayita. Es un invento de los profes de Primaria, que se ve que viven en un mundo aparte. En teoría es para diferenciarlo del 1 pero yo creo que son bastante diferentes los números en sí. Combrobadlo:

1           7

Si fueran tan parecidos, nadie sería capaz de leer un libro, ya que confundirían 1999 con 7999, ni tampoco de identificar la matrícula de un coche.

Así que, a partir de entonces decidí escribir a mano los sietes normal, así: 7.

Algo parecido ocurre con la letra "z", que también de pequeño me enseñaron con raya al medio. Esta variante ya ni siquiera aparece en la Wikipedia, de donde saqué la imagen del primer 7, ni aparece en ninguna fuente tipográfica. Además, en este caso, ¿de qué otro carácter se trata de diferenciar la "z"?

Caso aparte es el de la "i". En mi anterior trabajo descubrí que a las profes de Infantil les enseñaban a los niños a escribir la I mayúscula ¡¡¡con punto!!! Así, muy bien, liad la cabeza a los pobres críos.